Posts Tagged ‘Pan y Jamón’

Pan con Jamón Ibérico

Pan con Jamón, la exquisitez está en lo sencillo.

Este es una de los principales secretos del Jamón Ibérico de Bellota Extremeño y queríamos que fuera nuestra primera receta del recién estrenado Blog del Pata Negra de http://www.Mrjamon.com.

Para poder degustar este exquisito manjar no se precisa de grandes preparativos ni de extremadas elaboraciones. Eso sí, existen una serie de mandamientos que no podemos obviar para asegurar la correcta degustación del pan con jamón ibérico:

–        Un buen jamón. Lógicamente es básico que sepamos elegir un buen jamón. Si no es así sigue los consejos de los buenos maestros jamoneros. Asegúrate la compra, si no conoces un lugar con garantías, comprar por internet te ofrece la posibilidad de tener mayor trazabilidad con el fabricante de origen. Por nuestra parte un consejo, que sea extremeño. Es la cuna del cerdo ibérico y tienen muy polarizada su producción, por lo que los fabricantes son artesanales en su mayoría y cuidan con extremado celo sus piezas.

–        Un buen cuchillo. Hay grandes fabricantes y buenos cuchillos a precios asequibles. 3 claveles, Arcos, Quttin. Busca una cuchillería cerca de tu casa, pero si quieres hacerlo desde Internet te facilitamos esta página web de una empresa albaceteña, abfilos.com.  Es importante disponer de un buen cuchillo para poder garantizar el loncheado de la mejor forma posible.

–        Un buen pan de pueblo. Aquí ya lo dejamos a tu elección, seguro que eres capaz de encontrar una buena panadería cerca de tu casa, cada vez proliferan más los talleres panaderos que realizan elaboraciones artesanales.

–        Una buena mata de tomates. El tomate original que se utiliza para untar el pan es el “tomate de colgar”. Ahora bien no es tan sencillo de encontrar como parece. Cualquier tomate maduro, con pulpa y que sea de tamaño pequeño-medio nos puede servir perfectamente. Recuerda no rallar el tomate para untarlo en el pan. Parte el tomate por la mitad y como si estuvieras exprimiendo una naranja, haz que su pulpa se unte por la rebanada de pan.

Una vez lo hayas finalizado, un poquito de aceite de oliva virgen y una pizquita de sal te ayudara con el jamón.

Solo te falta un buen loncheado, pero eso ya son palabras mayores.

Buen provecho.

Pan con Jamón

EmailShare